Definición y Características

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

DEFINICION Y CARACTERISTICAS

DEFINICION

Dentro de la categoría de productos COMPLEJOS, nos encontramos con los Productos Estructurados. Según la definición publicada por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) en su página web, “los Productos Estructurados consisten en la unión de dos o más productos financieros en una sola estructura. Normalmente, lo más común suele ser un producto de renta fija más uno o más derivados. Estos productos son de carácter complejo y cuentan con elevado riesgo”.   

https://www.cnmv.es/Portal/Inversor/Estructurados.aspx

CARACTERISTICAS

La parte de Renta Fija suele cumplir la función de proteger un porcentaje determinado del capital invertido a vencimiento, mientras que la parte que contiene el instrumento derivado persigue aprovechar la evolución (al alza o a la baja) de uno o varios activos subyacentes, y su incorporación como una parte del producto estructurado, permite aportar adicionalmente una rentabilidad fija o variable, asumiendo un riesgo adicional y determinado durante la vida del producto hasta su vencimiento.

La parte que contiene el derivado financiero está referenciado a uno o varios activos subyacentes, con un vencimiento fijado de antemano. Existen multitud de activos subyacentes: índices bursátiles, ETFs, acciones individuales o cesta de acciones, commodities (ie: petróleo, oro), divisas, etc. La combinación de distintos subyacentes y su volatilidad, el plazo de vencimiento, la periodicidad de pago, etc., determinará el interés a pagar del Producto Estructurado (en forma de interés), mientras que la evolución del activo(s) subyacente(s) seleccionados condicionará la devolución a vencimiento del importe invertido (el principal).

Los productos estructurados ofrecen un amplio abanico de alternativas de inversión, no solo en función de su naturaleza sino en función de los activos en los que invierte, proporcionando al inversor una exposición a diferentes mercados y subyacentes según el perfil de riesgo que este quiera asumir. Su flexibilidad a la hora de crearlos permite también ajustar sus características, como la divisa cotizable, subyacentes, periodicidad de pago, plazo de vencimiento, de tal forma a ajustarse al perfil de inversión del cliente. Finalmente, es importante que el horizonte temporal del inversor coincida con el plazo del producto, y que permitan su venta anticipada a precios de mercado.

Algunos productos estructurados (i.e: los Autocancelables) ofrecen la posibilidad de Cancelación Anticipada antes de la fecha de vencimiento del contrato, siempre y cuando se den una serie de circunstancias establecidas en la contratación del producto.

En el entorno actual de tipos de interés, los productos estructurados se consolidan como una de las alternativas más atractivas para los clientes que intentan optimizar y diversificar la rentabilidad de sus ahorros o carteras.
Sin embargo, no hay que olvidar que son productos COMPLEJOS, cuyos riesgos inherentes pueden ser difíciles de comprender por el cliente minorista. Dentro de los Productos Estructurados, existen también los productos estructurados Garantizados y productos estructurados No Garantizados: estos últimos no garantizan la recuperación del capital inicial al vencimiento por lo que son considerados productos de elevado riesgo.

Poner algo aqui